Senderismo: La Roca Corbatera

rocacorbatera

La Roca Corbatera es el punto más alto de la sierra del Montsant, en la comarca del Priorat. Se trata de una cima de 1163 metros de altura a la que se accede por una ruta muy fácil y corta (aproximadamente una hora de ascensión).

La ruta en cuestión se realiza por la canal de Sant Joan de Codolar a la que se accede por una pista desde Cornudella del Monstant en direccion a la ermita de Sant Joan de Codolar, donde se pueden dejar los coches y empezar el camino, marcado de azul y amarillo.

Aqui se distingue la canal de San Joan de Codolar (linea vertical mas clara) que sube a la Roca Corbatera

El camino hasta la cima no tiene pérdida y es muy fácil aunque tiene el atractivo de de tres tramos de escaleras fijas en la roca que hay que grimpar y pasar pegadito a la roca, sobre todo el ultimo tramo.

Una vez pasado el tercer tramo de escaleras el camino se vuelve muy llano hasta la cima de la Roca Corbatera (1163m.), marcada por un vértice geodésico y una cruz. Desde aqui se pueden disfrutar unas maravillosas vistas de toda la sierra del Montsant.

Uno de los tramos de escalera, lo mas emocionante de la ruta.

La vuelta, que se puede realizar por otro camino, en primer lugar hay que desandar el camino de ida hasta prácticamente la salida del tercer tramo de escaleras, donde tomaremos el camino de la derecha bordeando els Cingles de Sant Joan, en dirección a la Roca dels Caçadors.

Por el camino encontramos la Cova Santa, donde echamos un vistazo, pero nos metemos por no llevar una triste linterna, así que seguimos el camino hasta un cruce donde tomamos el camino de la izquierda. Siguiendo por el camino, nos cruzamos con el GR, que podemos seguir para volver a la ermita, pero también podemos seguir por el camino marcado de puntos azules y llegar igualmente. En este punto, el camino de vuelta es muy evidente y se ve al fondo la ermita donde dejamos el coche.

Como la excursión es corta y se deja finiquitada en una mañana, recomendamos combinarla con una visita a Montblanc, donde se puede disfrutar de la arquitectura medieval que esta muy bien conservada y parar a comer en uno de los muchos restaurantes que tiene. Nos recomendaron La Fonda dels Àngels, que suena de miedo, pero no pudimos ir por la hora y al menos ya tenemos excusa para volver.

Otras rutas:

You may also like

Deja un comentario