En busca del otoño en Sequoia National Park

Como el tiempo en LA no es muy otoñal que se diga, en Octubre de 2015 decidimos visitar otro de los parques nacionales de California: Sequoia National Park.

Como el parque es tan grande, nos centramos en la zona mas al sur el Giant Forest. Acampamos en Lodgepole Campground, que estaba vacío en esta época del año, ya que esta a mas de 2000m de altitud, y el fresco se nota por la noche. De echo a finales de octubre suele cerrar ya que es frecuente que nieve.

Los dos días que estuvimos allí, visitamos los bosques de secuoyas gigantes y pudimos ver los arboles mas grandes que te puedes imaginar, entre ellos el General Sherman, que es considerado el árbol con mayor volumen del mundo. Es realmente espectacular y no creo que alguien que no ha estado al pie de una secuoya se puede hacer a la idea los grandes que son.

Fue un viaje corto que puso a prueba nuestras dotes para acampar con mal tiempo (frío y tormenta) pero de lo que estuvimos seguros mientras volvíamos a casa es que no iba a ser la ultima vez que íbamos a visitar Sequoia National Park.

Seguir leyendo

Zion National Park

Memorial weekend trip a Zion National Park, Utah. Mayo 2016. Fue nuestra primera incursión a los parques nacionales del sur de Utah, tierra de cañones y roca roja. A pesar de estar a unos 700km de LA, es un viaje que vale la pena, incluso aprovechando para hacer una parada en Las Vegas, ya que los hoteles fuera del Strip suelen ser bastante baratos.

Seguramente no fue la mejor idea visitar Zion el find de semana de Memorial Day, las colas que había realmente cambian la experiencia para peor. Pero al habernos alojado en un camping a las afueras del parque (Airbnb: Mount Carmel Junction) nos dejo disfrutar de algunos momentos de tranquilidad.

Aun así, Zion National Park es espectacular, sobre todo los hikes a Observation Point, Angels Landing y The Narrows. Siendo primavera, no nos adentramos mucho en The Narrows, el nivel de agua era bastante alto, pero solo asomarse valió la pena. Y dejarse algo por hacer es la mejor excusa para volver a un sitio 🙂

Seguir leyendo

Backpacking en el Pacific Crest Trail

Angeles National Forest

El año pasado, para mi cumpleaños Rebe me regaló una de las cosas que más tiempo hacia que quería: una tienda de campaña. Entonces ya no tuve mas excusas para hacer algo que siempre había querido: backpacking. Pero no iba a ser tan fácil como pensaba. Tener una tienda no es suficiente así que después de un viaje (o dos) a REI, pude conseguir todo lo que hacia falta. El saco de dormir y la esterilla, el hornillo, utensilios para cocinar, etc. Por lo menos ya tenia todo el materia de trekking, así que no tuve que comprar botas ni mochila o ropa adecuada. Pero es entonces cuando te das cuenta lo caro que llega a ser esto. Pero vale la pena? Si me lo preguntas a mi, te diré que SI sin dudar.

Tengo la suerte de vivir en el sur de California desde hace un par de años, y aquí hay una cantidad impresionante de sitios para ir de camping y el tiempo es bueno el 90% de los días así que casi no hay que preocuparse si va a llover (pero mejor mirar la prevision antes de salir 🙂 ) incluso en invierno, por lo que buscar un sitio para estrenar la tienda no iba a ser problema. El problema si un caso era elegir entre tanta oferta. Al final me decidí por un segmento del Pacific Crest Trail en Los Angeles National Forest. El punto de inicio para mi pequeña aventura fue Three Points Trailhead, a tan sólo una hora de coche de casa en Pasadena. Desde ahi, camine siguiendo el PCT en sentido sur hasta Cooper Canyon Trail Camp, lo que viene a ser unos 13km sin grandes pendientes (solo 500m. de altitud acumulada), bastante perfecto para la primera vez cargando todo el equipo de camping.

Así que en un sorpresivamente nublado Sábado de Septiembre, después de planear la ruta y comunicarla a algunos amigos en caso de emergencia, aparqué en el parking completamente vacío de Three Points Trailhead y emprendí la marcha por el PCT. Tras unos minutos empezó a chispear, y aunque me refrescaba me empezó a preocupar tener tener que montar la tienda por primera vez bajo la lluvia, aunque la tienda, una Kelty TN 2 Person Tent parecía muy fácil de montar, quizá era mucho pedir para la primera vez. Afortunadamente no paso de cuatro gotas, lo cual fue un alivio.

Después de 3 horas caminando, finalmente llegue a Cooper Canyon Trail camp, donde no esperaba encontrar a nadie, ya que no había visto ni un alma en todo el camino, pero en cambio me encontré un grupo entero de boy scouts allí acampados. Explore un poco para encontrar un buen sitio y me puse a montar la tienda. Resulta que la Kelty tiene un sistema de códigos de color que la verdad se me hizo muy fácil. En menos de 10 minutos ya estaba todo listo!

Cooper Canyon trail camp

Tent up!

Como estaba prácticamente solo (los boy scouts estaban tan lejos que casi no los podia ni oír) y no tenia mucho que hacer, simplemente leí un rato mientras escuchaba los sonidos del bosque y prepare una buena sopa calentita. Un poco después de anochecer, supongo que cansado del camino me metí en el saco y me quede dormido inmediatamente, durmiendo toda la noche del tirón.

Con las primeras luces del día, saque la cabeza de la tienda y al sentir el fresco de la mañana rodeado de las montañas. Algo que por fin había conseguido tachar de mi lista de cosas por hacer, ya que a pesar de tantos años saliendo a la montaña nunca había acampado excepto por aquella vez que vivaqueamos subiendo a la Pica d’Estats.

Probablemente una de las mejores cosas de ir de acampada es el café. Y gracias a otro regalo, este aparato maravilloso: Aeropress Coffee and Espresso Maker pude disfrutar de una taza de café perfecta. Como si estuvieras en la mejor cafetería de la ciudad, pero aun mejor porque estaba en las montañas. Es lo mejor, agarrar la taza calentita mientras el sol va subiendo entre los árboles.

I después de ese momento contemplativo y comer un buen desayuno, recogí todo y caminé de vuelta el mismo segmento de la PCT, esta vez bajo el perfecto California-style cielo sin nubes. Volver a subir al coche y conducir de vuelta a la civilización, a los mensajes de Slack, pitidos de coche y móviles sonando. A veces mientras estoy en el trabajo me acuerdo de esta excursión y me pareo a pensar cuando sera la siguiente. A donde ire la próxima vez? No me imagino que algún día me pueda cansar de salir a la montaña. Lo único que se es que sea donde sea, va a ser espectacular.

Breakfast

Trail

PCT

Angeles National Forest

Flickr Album

Seguir leyendo

Viaje a Japón VIII: Tokyo

Después de nuestra estancia en Kawaguchiko y la inolvidable ascensión al Monte Fuji, nos pusimos en marcha hacía la última parada de nuestro viaje a Japón: la capital Tokio. A pesar de que también hicimos excursiones a zonas cercanas, estuvimos un total de 7 días que aunque puede parece mucho, creedme: es realmente poco para la cantidad de cosas que hay por hacer, ver y disfrutar en la capital nipona.

Esta última semana en Japón estuvimos alojados en el hotel Bluewave Inn Via Inn del barrio de Asakusa muy muy cerca de el templo de Senso-ji. La verdad es que el hotel es muy recomendable, no es muy caro (¥7350 ~ 53€ por noche) y todos los equipamientos están muy bien, además de quedar cerca de la parada de metro y tener algunas atracciones que se pueden visitar caminando, como el propio templo de Senso-ji y el Tokyo Skytree.

Para movernos por Tokyo, utilizamos básicamente la red de metro y los tickets Tokyo Metro 1-Day Open Ticket, que te permiten subir y bajar tantas veces como quieras, así que siempre buscábamos la parada mas cercana a donde queríamos ir y a partir de ahi caminando bajo el calor aplastante que hace en Agosto en Japón.

Nuestro primer día en la ciudad, como acabábamos de llegar del monte Fuji nos dedicamos a dar un paseo tranquilo por los alrededores del hotel no sin antes disfrutar de un buen bol de ramen y sus correspondientes gyozas para acompañar en un típico restaurante de barrio. El paseo nos llevo al templo de Senso-ji donde cogimos un Omikuji (una papelito con una fortuna que se saca de un cajoncillo despues de sacar un palillo de un bote) y como nos salió mala, pues la dejamos alli atada, como manda la tradición. También bicheamos por los puestos de la calle Nakamise Dori y subimos caminando por la orilla del rio Sumida para disfrutar de la vistas del Tokyo Skytree. Una tarde bastante light, ya que al día siguiente haríamos nuestro ultimo day trip en Japón.

Como salio mala, hay que dejarla alli.

Senso-ji

Tokyo Skytree

Nikkō

Como aun nos quedaba un día de Japan Rail Pass, decidimos aprovecharlo para hacer una excursion a Nikkō, que esta a 140km de Tokyo y en Shinkansen se hace cualquier trayecto mucho mejor. Para llegar hasta allí, primero un metro hasta la estación de Ueno y desde alli un Shinkansen hasta Utsunomiya (50 min.) donde cambiamos a los trenes en plan vintage que van hasta Nikko (45 min. mas).

Una vez en Nikkō hay unos autobuses lanzadera que te llevan hasta el conjunto de santuarios y templos, que es lo que realmente la gente va a visitar. Nosotros decidimos ir andando, así también veíamos un poco la ciudad, que mas bien tenia pinta de pequeño pueblo y con un poco de suerte encontrábamos algún sitio donde comer después del turisteo.

A estas alturas ya estabámos un poco saturados de templos y santuarios, pero realmente los de Nikko merecen la pena. Están rodeados de bosque y como estaba el dia un poco lluvioso me recordo mucho a las películas de Hayao Miyazaki, parecia que en cualquier momento iba a aparecerse Totoro entre los hileras de faroles. Despues de visitar todo el recinto de los templos, fuimos a comer a Hippari dako, un pequeño local donde hacen un pollo yakitori espectacular que esta de camino a la estación de tren.

Una de las sorpresas del dia fue a la vuelta a Tokyo ya que mientras cambinabamos desde la estacion de Ueno a Asakusa nos encontramos un pequeño festival en un pequeño templo que habia en una calle lateral, y que resulto ser una experiencia genial. Alli estuvimos comiendo yakisoba y edamame de los puestecillos y bebiendo cerveza mientras veiamos como cantaban en el karakoke. Todo muy entrañable.JR

Nikko

Nikko

Nikko

Hippari dako

Shinkansen

Pequeño festival en un templo

Yakitori

Senso-ji

Los siguientes dias en Tokyo los dedicamos para explorar las diferentes partes de la ciudad: Harajuku y sus centros comerciales, el templo de Meiji jingu y el parke de Yoyogi-koen.

Shibuya y la estatua de Hachiko, los rascacielos de Shinju-ku, el mercado de pescado de Tsukiji, la isla de Odaiba y el Gundam a tamaño real, el palacio imperial de Kōkyo. Perderse por los barrios de Ginza y Akihabara o el afluente Roppongi.

Es imposible poner una lista de todas las cosas espectaculares que hay en Tokyo y que vale la pena visitar. Solo pasar por sus calles llenas de luces ya vale la pena. Comer un bol de ramen en la barra en un tipico bar de esos que se te ven las piernas por debajo de la cortinilla o un pequeño restaurante que solo sirven Gyoza en Jimbocho desde 1955 (Suito Pozu). Cruzar el paso diagonal de Shibuya como en Lost in Transaltion. Practicamente nada en esta ciudad tiene desperdicio, da igual si vas 2 dias o un mes, para un visitante siempre va a ser impresionante. En general, tanto Tokyo como Japón en general es uno de esos destinos que cuando estas en el avion volviendo a casa vas pensando: volveré.

Shibuya

Streamer Coffee Company

Dogenzaka

Shibuya

Shibuya

DSC00496

Tokyo

Rice & curry

Maguro kiri bōchō

Gundam

Shinkansen

Godzilla

Tokyo Tower

Más del viaje a Japón:

Seguir leyendo

Photobooth #joseandrebe

_DSC0843
¡Gracias por pasar un día estupendo con nosotros!
Haciendo click en el «more» encontrareis los tesoros que han salido del photobooth y de la fiesta 🙂
Os las podéis descargar y si la necesitáis más grande para imprimirla en tamaño póster, pedídnosla!
PS. Un poquito de paciencia que a veces tarda un poquito en cargar!

Seguir leyendo

39 Travessa del Montseny

Salida Travessa del Montseny

Este año 2014 ha sido el elegido para participar por primera vez en una marcha de resistencia, en concreto la Travessa del Montseny que llegaba a su 39ª edición y está organizada por el CEC Vilamajor.

Se trata de una marcha de resistencia de 47 kilómetros aproximadamente que une la localidad de Aiguafreda donde se da la salida con la de Gualba después de atravesar el parque natural del Montseny ascendiendo los picos de Tagamanent (1067 m.), Matagalls (1694 m.), les Agudes (1703 m.) y el Turó del Home (1707 m.) con lo que se superan 2600 metros de desnivel positivo y 2900 negativo, todo un reto para el tipo de excursión al que estamos acostumbrados.

Seguir leyendo

Viaje a Japón VII: Kawaguchi-ko y Monte Fuji.

Nozomi Tokyo

Volvía a empezar el día lluvioso en Osaka mientras nos subíamos tempranito al Shinkansen Nozomi dirección a Tokyo. Este era el tercero de los 7 trenes que teníamos que tomar a lo largo del día para llegar al Fuji-san, en concreto al pueblo de Fujikawaguchiko. Primero en metro desde Ōsakatemmangū (donde teníamos el hotel) a la estación de Osaka, después un tren hasta Shin-Osaka, después el susodicho Shinkansen hasta Tokyo, metro hasta Shinjuku, de ahí un tren de la Chuo Line hasta Otsuki, y por último el Fujikyu Railway Line hasta Fujikawaguchiko.

Seguramente podríamos haber llegado sin dar tantas vueltas con un autobús, pero queríamos aprovechar que me gusta mucho viajar en tren y que teníamos el JR Rail Pass para disfrutar un poco de los ferrocarriles japoneses. Eso, si hay que tener en cuenta que el último tren de la Fujikyu Railway Line que se coge en Otsuki no entra con el JR Pass y tendréis que pagar 1,140 Yens, este tren con ventanas panorámicas supera un desnivel de 500 lentamente entre las montañas y si tenéis suerte podréis ver el Fuji. En nuestro caso, como estaba nublado no vimos nada. 🙁

Seguir leyendo

Un día en Rupit

Rupit

Rupit i Pruit es un pequeño pueblo situado en la comarca de Osona, situado en la cinglera del Collsacabra lo cual le dota de un interesante entorno natural al ya de por si encanto medieval que tiene.

El pueblo es muy pequeño, apenas tiene 360 habitantes pero sus callejuelas empedradas con casas antiguas de los siglos XVI y XVII y plazas e iglesias donde parece que se ha detenido el tiempo si no fuera por las hordas de turistas que visitan el municipio cada año. Realmente, el lugar tiene su atractivo, está muy bien conservado y es bonito pero nada más llegar, tiene un enorme parking en la entrada del pueblo (2€ por aparcar el tiempo que se quiera) y desde ahí, accedes al pueblo a pie lo que da la sensación de estar más en un parque de atracciones que otra cosa. Por eso se le conoce como la meca del dominguismo en Catalunya.

Seguir leyendo