Viaje a Escocia (3/3): Highlands & Skye Island

Viaje a Escocia (3/3): Highlands & Skye Island

Bueno, llegamos a la última parte [primerasegunda] del viaje a Escocia, la parte en que realizamos un roadtrip por las Highlands y la Isla de Skye. Esta ruta por la parte norte de Escocia era la guinda del pastel a un viaje espectacular en todos los sentidos.

El road trip empezó con un buen madrugon, para variar, después de una larga noche de drinking games en el hostal y fiesta en Glasgow. Nos pusimos en marcha saliendo por la autopista A82 igual que el día que visitamos Loch Lomond con el valle de Glen Coe en en el punto de mira. Para no perdernos, fuimos siempre siguiendo dirección a Fort William, que era uno de los lugares de paso de nuestra ruta que salía en los carteles de la carretera.

Por el camino, sólo puedes hacer que asombrate, y es que los paisajes de las Highlands son algo espectacular, con sus montañas de picos nevados, llanuras y valles llenos de rios y cascadas, es imposible hacer 50 kilómetros seguidos sin pararte en algun mirador a disfrutar de la naturaleza de Escocia.

Glen Coe

El valle de Glen Coe, sin duda, un regalo para la vista. De Scotland 2010 (flickr)

Pero cuando llegas a Glen Coe, lo único que puedes hacer es quedarte con la boca abierta, o sacar algún oooh de asombro. Qué paisaje, uno de los valles más bonitos que he visto nunca, tan sólo habia visto naturaleza tan espectacular en mis viajes a Noruega, realmente es precioso.


Nos hubieramos quedado todo el día contemplando este valle, y yo me morí de ganas de hacer senderismo por allí y subir alguna montaña (lo tengo apuntado en la lista de cosas por hacer), pero nosotros teníamos que llegar a la Isla de Skye aquél mismo día, y aun nos quedaban muchos kilómetros por recorrer. Aunque, seguimos haciendo paradas para quedarnos embobados con las montañas nevadas y los lagos, sobre el medio día llegamos a nuestro segundo objetivo del día: el castillo de Eliean Donan.

Eliean Donan Castle

El famoso castillo de Eliean Donan. De Scotland 2010 (flickr)

Esta fortaleza, a la orilla del lago Duich y cerca de la localidad de Kyle of Lochalsh se empezó a construir en el año 1220 y era realmente inexpugnable, ya que cuando sube la marea, sólo se puede acceder en barco o por un estrecho puente de piedra. Después de servir como fuerte contra los vikingos y las tropas inglesas en la época de William Wallace (este castillo aparece en la película de Braveheart) fue y sigue siendo residencia de clan MacRae. Seguramente muchos conozcan este castillo por ser icono del conocido whisky Cardhu.

Despué de una pequeña parada para comer, seguimos nuestro camino hacia Portree, ya en la isla de Skye, a la que se accede nada más atravesar el Skye Bridge, justo a la salida de la localidad de Kyle of Lochalsh, como he dicho, muy cerquita del castillo de Eliean Donan. Hasta Portree, que sería nuestro centro de operaciones en Skye, nos faltarían poco más de 50 kilómetros, que se puede hacer un tanto largos de tanto parar a hacer fotos de los paisajes. Aun así llegamos a una hora decente por lo que decidimos no parar en nuestro albergue y visitar la parte norte de la isla de Skye, conocida como Trotternish.

Visitar Trotternish es toda una aventura, ya que hay una carretera de un sólo carril, en la que de tanto en cuanto hay un lateral para apartarse por si viene un coche de frente. Además, hay que ir sorteando los rebaños de ovejas y por si fuera poco, todo eso mientras vas embobado mirando las montañas, prados y acantilados que hay.

Road to The Old Man of Storr

Camino a The Storr (en el centro) y la aguja de The Old Man of Storr, en Skye Island. De Scotland 2010 (flickr)

Lo primero que nos encontramos fue el la montaña de origen basáltico The Storr y su aguja The Old Man of Storr con forma de menhir, que destacaban con su color oscuro en medio del pardo de la hierba seca. Más adelante nos paramos para ver el acantilado y el salto de agua The Kilt Rock, otro lugar espectacular, con la roca cortada en vertical hacia el mar, como un muro.

Kilt Rock

El acantilado y la cascada de Kilt Rock, en Skye Island. Foto de Dani.dmd.

Por si fuera, poco y cuando crees que ya no vas a ver nada más espectacular, nos alejamos un poco de la costa en dirección a The Quiraing, un corrimiento de tierra en medio de unas montañas llamadas Meall na Suiramach, donde se puede subir por una estrecha y curvada carretera que necesita repararse cada año, porque en Quiraing, la tierra no se ha asentado y aun se mueve. Desde arriba, la vista es espectacular, no se puede describir, hay que estar allí para ver lo realmente espectacular que es.

Quiraing

The Quiraing. De Scotland 2010 (flickr)

Después de estar un rato en Quiraing dando saltos y haciendo el tonto por el monte, seguimos dando la vuelta a Trotternish, pasando por las ruinas del castillo de Duntulum y perdiéndonos buscando The Fairy Glen, que al final no encontramos, por lo que nos fuimos de vuelta a Portree.

Portree es un pueblo pesquero pequeñito (el mas grande de Skye), donde no hay mucho que hacer fuera de temporada, cuando fuimos nosotros, pero seguro que en temporada alta estará mucho más animado y se organizarán actividades turísticas y lúdicas por la isla. Su gran atractivo es el muelle y sus casitas de colores enmarcadas en un acantilado, pero además la tranquilidad que hay se agradece mucho. Para alojarnos, escogimos el Bayfield Backpackers, un hostal muy acogedor, bien equipado y situado, barato (15 euros por noche) y con un personal encantador, vamos, una delicia de hostal, totalmente recomendado donde nos fuimos a dormir después del largo día.

Portree

El muelle de Portree. De Scotland 2010 (flickr)

A la mañana siguiente volvimos a madrugar, pero esta vez, nos despertamos con un día de perros, diluviando (la primera vez en los 5 días que llevábamos en Escocia, todo un récord) pero eso no nos bajó los ánimos  Nos metimos en el coche y nos fuimos a buscar otra vez The Fairy Glen, esta vez lo encontramos, y el lugar era muy chulo, pero entre que aun no había amanecido, el frío y lo que llovía no pudimos sacar una foto decente.

The Fairy Glen. De 2010-04-01 (Escocia) – Picasa

Fairy Glen Skye Panorama

The Fairy Glen. Foto de branestawm2002

La siguiente parada fue el castillo de Dunvegan, donde queríamos ver una colonia de focas que hay en una islita que tiene delante, pero tampoco pudimos ver nada, ni de cerca porque estaba cerrado, ni de lejos por la lluvia. Vamos que fue un desastre, a pesar de que se veía espectacular el castillo, alli a lo lejos, entre la niebla y la lluvia, como si fuera la verdadera edad media.

Ruinas del fuerte de Dùn Beag. De 2010-04-01 (Escocia) – Picasa

Total, que nos resignamos y decidimos dejar la Isla de Skye, porque con la que estaba cayendo no podíamos hacer nada, pero antes de abandonar la isla, encontramos las ruinas de Dùn Beag, un pequeño fuerte muy antiguo en lo alto de una colina y allá que nos fuimos aunque nos pusimos empapados. Eso si, nos lo pasamos en grande porque en la bajada nos pusimos a correr detrás de las ovejas y lo grabamos en vídeo  vamos todo un documento que os dejo a continuación:

De camino de vuelta a Glasgow, volvimos a pasar por Glen Coe, esta vez en medio de una espesa niebla, que le daba un aspecto drámatico muy chulo, y es que da igual con que tiempo veas este valle que es espectacular de todas las maneras.

Glen Coe en la niebla. De 2010-04-01 (Escocia) – Picasa

En un punto del camino, nos desviamos un poco para hacer otra ruta diferente que a la subida y pasar por el lago Ness y el castillo de Urquhart y con un poco de suerte hacernos alguna foto con Nessie. Como última parada turística de nuestro roadtrip, paramos en las cascadas de Falls of Dochart, que con lo que había llovido, iban muy llenas y apenas se apreciaba, aunque el ruido y la cantidad de agua era espectacular.

Lago Ness y castillo de Urquhart. De 2010-04-01 (Escocia) – Picasa

Oh dios mio! Es el monstruo del lago Ness!. De 2010-04-01 (Escocia) – Picasa

Total, que rozando ya el final del día llegamos a Glasgow después de hacer un roadtrip de cerca de 1000 kilómetros en 2 días, pero eso no nos impidió volver a salir de fiesta por Glasgow (en esta ciudad la fiesta no se acaba nunca). Tampoco nos importó que al día siguiente tuviéramos un vuelo de Ryanair de vuelta a Barcelona, pero como siempre digo yo, que nos quiten lo bailao!

Para acabar, solo puedo deciros que visiteis Escocia! Es espectacular, tanto las ciudades, como los paisajes y los escoceses y esocesas. Hacedme caso, no os arrepentiréis!

Ver primera parte: Viaje a Escocia (1/3): Glasgow y alrededores
Ver segunda parte: Viaje a Escocia (2/3): Edinburgh, Stirling & Winterfell
Ver más fotos: flickrpicasa

You may also like

Deja un comentario