Viaje a Noruega Parte II (Día 2)

Segundo día en Bergen. A ver quién se levanta después de la fiesta y la caminata que nos pegamos con el frío… pero no sé porqué yo me desperté tempranísimo desde el punto de vista español y muy tarde desde el punto de vista noruego, que viene a ser sobre las 9 de la mañana para todo el mundo. Como nuestra anfitriona se tuvo que marchar temprano a la universidad, nosotros desayunamos y nos duchamos tranquilamente y a eso de las 11 nos dispusimos a bajar a Bergen para visitarlo. En principio íbamos a bajar en autobús (sí el mismo de anoche, pero con menos borrachos) pero como hacía buen día y eso aquí en noruega hay que aprovecharlo, pues bajamos andado (otra vez).

Autobús rosa de Bergen, Noruega

Autobús rosa de Bergen, muy llamativos.

DSC02810

Kristianborgvatnet, uno de los lagos que hay de camino a Bergen.

Por el camino pasamos por un mini-lago con nombre inpronunciable (Kristianborgvatnet o algo así) que hay cerca de la residencia de Fantoft y una iglesia que tenía una pinta un tanto de peli de miedo, una tal Storetveit kirken.Como el paseo es largo, por el camino pudimos disfrutar del paisaje de Bergen, de sus casas de madera a las orillas de los lagos (o fiordos) con sus banderitas en los jardines (que patriotas que son) y sus autobuses rosas.

Bergen

Bergen

Camino Bergen, la verdad es que las vistas son geniales.

Exhaustos del camino llegamos a Bergen y en primer lugar visitamos la Universidad de Bergen, en concreto la facultad de Química, donde investiga Noe. Después de una visita rápida a la UiB, empezamos a bajar hacia el centro del pueblo, pasando por el Museo de Historia Natural y la iglesia de St. Paul. Al poco rato llegamos a lo que es el centro de Bergen, donde hay el típico meeting point de cada ciudad, en este caso la Blue Stone y alrededor de la cual encontramos las calles más comerciales de Bergen (conocido como Passeig de Gracia por los erasmus barceloneses), donde comimos en un McDonald’s (en contra de mi voluntad) con mi nabo Totoro.

Despues de comer, paseando por las calles, llegamos hasta el Fisketorget (mercado de pescado) famoso en Bergen por el salmón salvaje. En uno de los puestos quedamos con un vendedor italiano para comprar pescado el último dia. A través del mercado llegamos al Bryggen, otra de las zonas turísticas de Bergen. El Bryggen es una parte del muelle antiguo que se conserva con sus casas de madera que están más torcidas la carretera Martorell. Aquí se concentran parte de las tiendas de souvenir de Bergen, es un sitio muy majo con los colores de las casitas y siempre lleno de extranjeros comprando chorradas xD.

Al final del Bryggen llegamos a una antigua fortaleza, el Bergenhus, donde hay la Håkonshallen (Plaza del Rey Haakon) y la Rosekrantz Tower, todo muy medieval, muy vikingo xD. Allí descasamos un poco de la caminata, en unos jardines que había allí con los cañones de la fortaleza y todo, nos echamos una partidita a las cartas disfrutando de la buena tarde que hacía. Cuando el frío empezó a arreciar, nos levantamos y volvimos para el centro a comprar algo para cenar. Por el camino pasamos por la iglesia más antigua de Bergen, la Mariakirken (no penséis mal) del siglo 12 y la nueva catedral de Bergen (Domkirken).

Después de hacer la compra, comprobar que en Noruega todo es muy caro y que la mitad de la vida se puede hacer en los supermercados (tienen de todo: correos, farmacia loterias,… dentro del super), pillamos un autobús para volver a Fantoft.
Una vez alli, como era muy pronto para cenar (horario español, pues los noruegos hacia horas que habian cenado), sobre las 20h fuimos a dar un paseo a un bosque cercano para ver la Fantoft Stavkirke. Ésta es una iglesia de madera típica noruega, una de las mas antiguas que fue destruida en 1992 y aun están restaurando. Tiene un aire un poco siniestro, muy pagano con sus aires mitológicos nordicos, y que junto a la creciente oscuridad, la luna llena y los cuervos te metia en el cuerpo una mezcla de miedo y fascinacion.

Tras hacer las fotos de rigor, volvimos a Fantoft para hacer la cena y más tarde subimos la planta 18 de la residencia para enchufarnos a una fiesta Erasmus, y la verdad me esperaba un poco más (quizá estaba un poco cansado y no iba lo suficientemente borracho xD). Después de tomar algo y charlar un rato nos fuimos para casa a descansar, que el fin de semana estaba por llegar ; )

Coleccion de fotos del viaje en flickr.

You may also like

Deja un comentario