Una semana sin café. Días 2 y 3

Sigo con la experiencia de pasar una semana sin café. La mañana del segundo día fue durilla, acostumbrado a que cuando me levanto para ir a currar hasta que no me tomo mi buen café con leche no soy persona, me costó un pelín más de lo normal arrancar el día, pero sorprendentemente, el resto del día fue a mejor, después de comer no eché en falta mi cafelito e incluso por la noche, me vi una película (Black Swan, recomendadísima) y no llegó a entrarme el sueño ese del que no puedes escapar cuando estás cansado.

Café con leche - Milchkaffee

El Miércoles, 3er día sin café, pensaba que me iba a costar mucho más levantarme, por la experiencia del día anterior, pero todo lo contrario, me desperté perfectamente, y pasé el dia también estupendamente. Incluso por la noche repetí y volí a verme una película, tumbadico en la cama (Pa negre, también recomiendo que la veais) y igual que el dia anterior tampoco me dió mucho sueño.

Así que llego al ecuador de la semana laboral y todo ha ido mucho mejor de lo que esperaba, ya que pensaba que iria medio zombi por ahí de pasar de 3 o 4 cafés al día a ninguno, pero nada de eso. Parece que no estaba tan enganchado como creía, o como mínimo no me afecta tanto.

Un saludo!

You may also like

Deja un comentario