Senderismo: Pica d’Estats

Pica d'Estats

Este año por fin ha sido el elegido para subir a la montaña más alta de Catalunya. La Pica d’Estats es una montaña de 3143 metros de altitud, situada en el parque natural del Alt Pirineu en la comarca del Pallars Sobirà.

La ruta que escogimos para nuestra primera ascensión a la Pica d’Estats fue por la Vall Ferrera, haciendo noche en la zona de los estanys (Sotllo i Estats). La ruta en sí empieza en el refugio de Vallferrera, a 1905 metros y al cual se accede después de una pequeña caminata desde el parking del pont de la Molinassa, punto final de una pista de unos 11 km que sale del pueblo de Àreu en dirección al pla de Boet.

Refugi Vallferrera

Refugi de Vallferrera

La mayoría de la gente llega en coche hasta el parking que acabo de mencionar, pero nosotros, como somos unos brutos y tampoco queríamos meter el coche en la pista, decidimos hacer la aproximación a pie. Así que cargados con nuestros mochilones, a eso de las 4 y media de la tarde empezamos a caminar desde el pueblo de Àreu, primero por la pista forestal y después por un camino entre los bosques. Siguiendo las marcas de GR no hay ninguna pérdida y después de cerca de 3 horas caminando llegamos al pont de la Molinassa y poco después (15 minutos) al refugio de Vallferrera, donde hacemos un alto para descansar.

Plans del Sotllo

Empezando a subir por els Plans del Sotllo

Sobre las 8 de la tarde, empezamos a subir en dirección a los estanys, por una fuerte pendiente que sale por la parte derecha del refugio y donde nos vamos encontrando con muchísima gente que baja, suponemos que de la Pica d’Estats. La pendiente suaviza bastante después de unos 20 minutos subiendo y empezamos a rodear la montaña en dirección Oeste para ir a buscar el valle que deberemos remontar para llegar a los plans del Sotllo.

Poco a poco vamos girando en dirección Norte, encarando el valle que teníamos que ascender, las vistas eran todo un espectáculo, el camino que íbamos a seguir era como si pasara por tres
gigantescos escalones, pasando justo al lado de unos saltos de agua y saltando de un lado a otro del riachuelo que serpenteaba valle abajo.

Plans del Sotllo

Plans del Sotllo

Plans del Sotllo

Casi 2 horas después que empezáramos a caminar desde el refugio llegamos al borde de la noche al estany del Sotllo y nos buscamos un lugar donde vivaquear entre las tiendas que había a la orilla del lago.

Antes de meternos en los sacos, nos hicimos unas sopitas calentitas y nos alimentamos bien para recuperar fuerzas. La jornada que dejábamos atrás había sido titánica, conduciendo más de 200 km y caminando 6 horas para superar 1200 metros de desnivel en aproximadamente unos 15 kilómetros, realmente estábamos cansados.

Eso, si al meterte en el saco, mirar al cielo y contemplar la cantidad de estrellas que había ya era suficiente recompensa para todo el esfuerzo realizado. Para mí era la primera vez que vivaqueaba en alta montaña, y cada vez que me despertaba me quedaba un rato mirando el cielo, como embobado con tantas estrellas (alguna que otra fugaz) y digamos, que con eso ya estaba contento, aunque al día siguiente no fuese capaz de subir a la Pica d’Estats.

Estany del Sotllo

Amanece en l’Estany del Sotllo, donde vivaqueamos

En cuanto amaneció me desperté y lo primero que hice fue soltar un guaau! cuando vi el espectáculo que tenia justo delante mío, por la noche cuando llegamos estaba tan oscuro que no pudimos disfrutar de las vistas desde el estany del Sotllo, asi que mientras desayunábamos con un té calentito, disfrutamos un momento una de las mejores habitaciones de hotel que se pueden tener: la naturaleza pura y dura.

Cerca de las 7 de la mañana nos pusimos en marcha después del merecido descanso y en alog más de 20 minutos ya estábamos en el segundo lago: l’estany d’Estats i veíamos por primera vez nuestro objetivo en todo su esplendor: la pica d’Estats.

Estany d'Estats

Estany d’Estats y la pica al fondo

Rodeamos el estany y nos metemos de pleno en la tartera que nos lleva a port del Sotllo, a 2.864 metros de altitud donde llegamos cerca de 2 horas y algo después de empezar la segunda jornada. En este punto nos encontramos un poco perdidos, ya que habíamos olvidado la ressenya y no sabíamos si bajar por el lado francés o subir por la cresta hacia el pic Verdaguer. Decidimos tirar por la via bruta y empezamos a escalar la cresta. Aquí cometemos un error, porque perdemos las fites y vamos tirando por donde podemos, teniendo incluso que volver sobre nuestros pasos por encontrarnos demasiado expuestos a una caída.

Tartera

Tartera

Subiendo por la tartera.

Al final, después de más de hora y pico buscando por dónde ascender sin éxito y pasando incluso un poco de miedo por lo comprometido del sitio por donde nos habíamos metido, cuando ya nos volvíamos resignados, nos encontramos con otros montañeros que también subían por la cresta y nos indicaron el camino. Sabemos que cometimos una irresponsabilidad, y no me siento muy orgulloso de ello sobre todo porque a veces estas cosas se pagan muy caras.

Pic Verdaguer

Pic Verdaguer, ya queda poco!

Habiendo encontrado el camino, en media horita más llegamos al pic Verdaguer a 3125 metros, mi primera montaña de 3000 metros. Desde la cima del Verdaguer ya vemos bien la emblemática cruz de la pica, así que bajamos un poco y ascendemos el último tramo hasta la Pica d’Estats, a 3143 metros de altitud, el punto más alto de Catalunya. Objetivo conseguido! Incluso parece que sienta mejor llegar a la meta cuando sabes que ha habido tantas dificultades y esfuerzo para llegar hasta allí.

Pica d'Estats

Pica d’Estats conseguida!

Contentos y después de bebernos una cervecita que llevábamos (nos quedaba poco agua) empezamos el descenso, igualmente por la cresta, aunque esta vez sin peligro ya que fuimos siguiendo las marcas pero con dificultad ya que los pasos son complicadetes y más aun con los mochilones y el cansancio encima.

Una vez acabamos la cresta y llegamos de nuevo al port del Sotllo seguimos bajando por la tartera hasta l’estany d’Estats y después hasta el de Sotllo, deshaciendo todo el camino que habíamos hecho por la mañana.

La Pica d'Estats

Mirada atrás de la Pica d’Estats. Es impresionante…

En el mismo estany dónde habíamos dormido hacemos una parada para descansar y comer, eran sobre las 3 de la tarde y el cuerpo pedía teca, que ya llevábamos un buen tute. Después del descanso, bajamos por los plans del Sotllo y sobre las 5 y media de la tarde llegamos al refugio de Vallferra.

Estany d'Estats i la Pica d'Estats

Estany d’Estats i la pica.

Este debería de ser el punto final de la excursión, pero como he dicho antes, cometimos el error de venir caminando desde Áreu, y por supuesto ahora nos tocaba desandar todo el camino. Total, que nos quedaban unos 11 kilómetros de pista forestal por delante con todo lo que llevábamos encima, pero no había otra opción que caminar.

Fita

Casi llegando a Áreu, pero aun lo suficientemente lejos como para considerarlo nuestro salvador, un señor ultra-amable de Madrid y su esposa nos ofreció acercarnos con su todoterreno. Aceptamos y los últimos 3 o 4 kilómetros los hicimos en coche y en buena compañía. Eso es lo bueno de la montaña, que rara es la vez que no te encuentras las personas más agradables y generosas que hay.

Así que sobre las 8 de la tarde, o lo que es lo mismo, después de casi 30 horas, vete tú saber cuántos kilómetros andados (calculo que sobre 35 o por ahí), más de 2000 metros de desnivel ascendidos, 2 picos de más de 3000 metros y una de las mejores experiencias que he tenido en la montaña, nuestra aventura tocaba a su fin.

Otras rutas de senderismo:

You may also like

2 comentarios

  1. La Pica d’Estats fue mi primer tresmil, aunque yo subí en coche hasta el refugio. Muy buena crónica de la ascensión (hasta me he puesto un pelín nostálgico). A mí también me cogieron una vez con un todoterreno bajando de Sant Maurici: es como si en la montaña nos humanizásemos más. ¡Un saludo!

    1. Hola Jorge .soy Miguel de lleida este viernes keremos subir a la pica .una pregunta amigo.como lo ves para ir con perro?? Seguramente duro para el gracias

Deja un comentario