R.I.P

Por favor, 10 segundos de silencio por mi iPod mini, al cual se le ha apagado la vida esta tarde. Ha sido rápido, unos pitidos insistentes anunciaban el final y segundos después… nada. Silencio. Nada en la pantalla. Asi ha muerto mi iPod mini que tantos ratos me ha acompañado y ha sofocado mi aburrimiento con las más de 1000 canciones a las que daba cobijo y que ahora se han quedado sin casa. Si alguna alma caritativa no quiere ver a más de 1000 canciones sin techo, le rogaria que colaboraran para encontrarles un nuevo hogar. Lloremos la pérdida de uno de mis compañeros inseparables, si alguien quiere ayudarme a superar esta pérdida que me envie un iPod nano xDD. Saludos!

You may also like

Deja un comentario